ANNA FERRERES

Hacía tiempo que tenía interés en hacer el proceso de educación de las emociones, aunque no sabía bien en qué consistía exactamente, mi intuición me decía que me iría bien hacerlo.

Han sido cuarenta días fantásticos en los que me he encontrado con información y conocimientos que ya tenía y descubierto muchos nuevos. En general, me ha dado un montón de herramientas y recursos para aprender a gestionar mis emociones, a crecer como persona, a darme cuenta de cosas de las que antes no era consciente, limitaciones, etc. Estoy muy contenta porque he aprendido muchísimo y más que aprenderé conforme vaya siguiendo mi camino.

Además, el acompañamiento de Laura con sus sesiones ha resultado ser extraordinario. Las reflexiones que han surgido han sido increíbles para mí. Le estoy muy agradecida.

Recomiendo hacer el proceso a todo el mundo, sea cual sea su situación personal. No tengo duda de que resultará una experiencia enriquecedora. Debería ser obligatorio en la escuelas.

Más en esta categoría: « PACO NAVACERRADA RAQUEL GARCÍA »