MIRIAM MATEO

Para mí fue importante el “darme cuenta”, limpiar la casa interior para poder abrirme a la vida. La observación, bendito tesoro.