FRANCISCA

Después de hacer un trabajo terapéutico donde había visto y solucionado una serie de problemas personales. Descubrí que aún tenía miedos, angustia... no sabía de dónde venían. Estos problemas tenían una intensidad fuerte y en mi vida actual no había un trauma lo suficientemente significativo que pudiera responder a aquella intensidad.

A través de una amiga, conocí la terapia regresiva. En ella descubrí el origen de aquellos problemas. Pude vivir y sentir en mi cuerpo algo que había pasado en otra época. Fue el momento de entender y sanar mis fantasmas. Me encontré ante un puzzle en el que vas descubriendo las piezas y las vas encajando. Empiezas a encajar piezas y a sanar, liberando esa carga que arrastras del pasado.

Más en esta categoría: « ANA MEDINA