MARIA JUAN VENTURA

Cuando empecé la terapia, me acababa de divorciar y quería tener ganas de vivir y disfrutar de la vida, porque no sabía cómo cambiar el chip de culpabilidad y tristeza que llevaba encima. Todas las parejas que había atraído hasta entonces, incluido mi ex marido, tenían el mismo perfil y mis relaciones seguían siempre el mismo patrón.

Tengo una niña de cinco años y nuestra relación tampoco era muy fluida porque yo tenía un miedo enorme a que se repitiera la mala relación que había entre mi madre y yo. Laura me supo guiar para soltar los bloqueos que me limitaban y ahora estoy con una pareja que no tiene para nada el perfil de las anteriores, es mucho mejor, la relación con mi hija es mucho más tranquila y armoniosa y estamos las dos mucho más contentas y a gusto. ¡Incluso ha mejorado la relación con mi madre! Yo he recuperado la ilusión y las ganas de vivir. No puedo asegurar que todo haya sido gracias a la terapia, pero creo que si no hubiera sido por la terapia no habría mejorado tan rápidamente, o quizás ni tan solo habría mejorado, porque anteriormente había acudido a psicólogos, psiquiatras y otras terapias sin éxito… Por lo tanto, es una terapia que a mí me ha ido muy bien y recomiendo totalmente. ¡Gracias Laura!

Más en esta categoría: « IMMA BELTRAN BELÉN ARTIGUES »