Terapia Regresiva

El objetivo de la terapia regresiva es ofrecer una mayor comprensión de nuestra esencia, más allá de la personalidad. Se trata de una terapia del alma ya que trabaja con las asociaciones negativas que han quedado grabadas en nuestro subconsciente debido a recuerdos dolorosos de esta o de otras vidas que pueden estar condicionándonos, limitándonos o afectándonos en el momento actual.

No podemos cambiar nuestras experiencias presentes o pasadas, pero sí podemos entender los sentimientos que se activaron con ellas y transformar el impacto que ejercen en nuestra vida. La terapia regresiva es una herramienta muy poderosa que nos permite entender el porqué de nuestras relaciones, reacciones y emociones, así como comprender situaciones que nos ha tocado vivir.

Cuando desvelamos el significado profundo de lo que hemos vivido y cómo nos afecta, podemos soltar el pasado a través del perdón y recuperar también todo lo positivo que hemos experimentado y aprendido, nuestros recursos, dones y capacidades.

¿PARA QUÉ SIRVE?

La terapia regresiva sirve para prácticamente cualquier problema que requiera psicoterapia: miedos, angustia, bloqueos o limitaciones. Ayuda a entender las dinámicas que se generan en las relaciones afectivas y familiares, los patrones de conducta, las reacciones exageradas que se producen sin causa aparente, así como los dolores sin causa orgánica.

Sin embargo, no hace falta tener ningún problema o motivo concreto para hacer terapia. Siempre es una maravillosa herramienta de autoconocimiento, crecimiento personal y desarrollo espiritual.

TÉCNICAS QUE SE UTILIZAN

La regresión consiste en guiar a una persona mientras se remonta en el tiempo hasta alguna experiencia concreta de esta o de otras vidas (no es necesario creer en la reencarnación para que la terapia sea eficaz, se puede trabajar como se hace con los sueños o material arquetípico), para revivirla como si estuviera sucediendo aquí y ahora o, al menos, lo más vívidamente posible. Para alcanzar este estado de concentración selectiva o hipermnesia se utilizan técnicas de relajación profunda y visualizaciones. El paciente está siempre consciente y tiene control sobre sí mismo.

METODOLOGÍA

Se aplican las técnicas del Dr. Brian Weiss y el Método San Miguel del Instituto Español de Terapia Regresiva, que consiste en visualizaciones y estrategias terapéuticas muy eficaces, además de incorporar ejercicios inspirados en la terapia Gestalt y la Programación Neurolingüística, que permiten un proceso completo rápido y resolutivo.

 

VIDEO

 


VER TESTIMONIOS DE PACIENTES


CONTACTA CONMIGO PARA MÁS INFORMACIÓN